Sony ofrecerá contenidos on demand a través del cable

Por Revista Veintitres

LECTORES@VEINTITRES.COM

¦

Es para su sevicio PlayStation Vue y operadores de EE.UU.

Por Leonardo M. D’Espósito
 

Sony llegó a un acuerdo con la National Cable Television Cooperative de los Estados Unidos para que operadores de cable de ese país ofrezcan el "combo" de PlayStation Vue, el servicio de streaming on demand que estaba disponible a través de dispositivos conectados a Internet como -central, pero no único- la consola de juegos del mismo nombre. El acuerdo significa que un universo de nueve millones de usuarios de todo ese país pronto podrán tener la oferta de ese servicio provisto por los operadores de cable tradicional, desde los u$ 40 mensuales, lo que da acceso a los contenidos de cuarenta señales a la carta. Además el servicio es compatible con la mayoría de los dispositivos para web TV como el Google Chromecast.

La solución consiste en virar a un ecosistema más libre centrado en dispositivos móviles

La NCTC, según reporta Variety, recientemente llegó a un acuerdo similar con la startup FuboTV que dispone de un paquete de sesenta señales deportivas, entre ellas varias de las más importantes, y provee material "a la carta", también, a los usuarios de cable. Esta organización sin fines de lucro, que permite preservar los intereses de la industria del cable -especialmente de los operadores más chicos, los que tienen a veces solo el mercado local en algunos estados- es la verdadera protagonista de la noticia.

Variety tiene otra novedad en su sitio: que la telco AT&T, que además provee DirecTV en ese país, perdió 385.000 usuarios desde 2016 y que la sangría parece no tener fin. Muchos de ellos, de paso, de los servicios de video que la firma provee. La combinación de ambas novedades explica por qué la NCTC se está convirtiendo con este tipo de deals en la protagonista del panorama de la televisión paga en los Estados Unidos en estos días. Si se lee en filigrana, se verá que lo que estos operadores están haciendo es una transición desde el negocio del cable tradicional a la provisión de material audiovisual siguiendo el modelo on demand y con conexión a Internet. Esto implica, además, dejar de lado la tradicional pantalla televisiva para sumar las pantallas de los dispositivos móviles: gracias a Game of Thrones (central en el negocio, como se ve) se cuadruplicó el uso de las app de HBO y las suscripciones por esa vía.

La mayoría de los cableoperadores ven cómo se pierden suscriptores mes a mes

La televisión tradicional -e incluso el cable, ya contaminado de la publicidad- viven sus últimos días. Ese cambio de hábitos es el verdadero núcleo de la crisis del aire y de sus contenidos: por un lado, la posibilidad de independizarse de las grillas y los aparatos. Por otra, tener todo en cualquier parte. Y se suma que los más jóvenes acceden más a YouTube que a la TV. Es hora de pensar cómo producir para un nuevo ecosistema más libre y más selectivo.