Dispersión de precios: entre la pizza más cara y la más barata hay una diferencia de casi 50%

Por Graciela Moreno

LECTORES@VEINTITRES.COM

¦

En una pizzería porteña tradicional la grande de muzzarella cotiza hasta $260

Una recorrida por las principales pizzerías porteñas muestra que una pizza grande de muzzarella puede variar entre $178 y $260, dependiendo del prestigio de la marca, el tamaño y la ubicación del local.

La pizzas más baratas de la Ciudad tienen un valor que va desde los 178 pesos

El podio de las más económicas se lo disputan palmo a palmo la cadena Kentucky, con La Mezzetta, un clásico porteño del barrio de Villa Ortúzar. Mientras que las más cotizadas son las pizzas de Las Cuartetas y El Palacio de la Pizza, dos íconos de la avenida Corrientes.


Kentucky ya es casi un caso de estudio, abrió su primera pizzería en la esquina de Godoy Cruz y Santa Fé, en el barrio porteño de Palermo allá por 1942. En 2001, un grupo de empresarios gastronómicos dueños de las marcas Dandy, El Rey, La Tranquera y el 22, bajo el paraguas de Desarrolladora Gastronómica, compraron el fondo de comercio y decidieron dar franquicias y expandir el negocio. Hoy casi no hay barrio porteño donde Kentucky no tenga presencia. Adquirieron clásicos como el Odeón de Flores; La Premiere de Paraná y Corrientes; Punto y Banca de Honduras y Medrano y hasta se quedaron con Güerrín. Desde el 2013, avanzaron en el Gran Buenos Aires y siguen con una expansión imparable. Esto les permite abaratar costos y ser la cadena de pizzerías que ofrece el precio más económico con $178 la grande de muzzarella al molde.

Muy cerca, a $180 la muzza grande, le sigue La Mezzetta, con una única sucursal en el barrio de Villa Ortúzar. Fundada hace 75 años, se puede comer en la barra y al paso.

El tercer puesto es para La Continental, otra cadena con una veintena de locales ubicados tanto en Capital Federal como en Gran Buenos Aires. Ahí se puede comer una pizza al molde o a la piedra por $185. Por muy poca diferencia, La Americana ofrece su especialidad al molde por $190. Conocida como "La reina de las empanadas", es la primera casa que vendió ese producto, allá por 1935. Hoy cuenta con sólo tres sucursales y es un clásico porteño que permite comer en el salón y al paso.

Pin Pun, una pizzería con 22 años de historia en el barrio de Almagro se ubica en el puesto quinto ofreciendo una pizza de muzzarella, también por $190. Hace poco tiempo, sumó otro local en el barrio de Villa Urquiza. En el mismo segmento y a los mismos valores, El Fortín con un único local en Lope de Vega y Jonte, justo en el corazón de Monte Castro, ofrece desde 1946 su reconocida pizza al molde.

Si se trata de hacer historia, Banchero es un clásico porteño. Por $200, tiene muzzarella al molde y a la piedra. Hoy cuenta con cuatro locales, después de haber cerrado el año pasado su tradicional establecimiento del barrio de Once. Hoy está en su primer local de La Boca, de Almirante Brown y Suárez que abrió en 1932; en Corrientes esquina Montevideo, y en la esquina con Talcahuano y hace no mucho tiempo desembarcó en Pilar, en el shopping Torres del Sol.

Una de las marcas que comenzó su expansión es La Guitarrita, un tradicional bodegón de pizzas y empanadas de Nuñez, fundado en 1963 por los ex futbolistas René Pontoni y Mario Boyé. Hoy dirigido por el nieto de Pontoni abrió otro local en Palermo y tiene cuatro franquicias más en Las Cañitas, Olivos, Caseros y salió al exterior y cortó las cintas de un local en Paraguay. Ofrece la muzza a $205 y se especializa en la versión a la piedra. El año pasado invirtieron u$s100.000 y cuentan con una planta propia en Villa Martelli.

El noveno lugar del ránking porteño por precios se lo queda El Imperio de la Pizza de Chacarita, fundada en 1947 y consagrada por segundo año consecutivo como mejor pizza de la avenida Corrientes. Ofrece la grande al molde por $ 215.

El décimo puesto es para Güerrín, con un precio de $220. Del puesto 11 al 16, lo ocupan Romario ($225), Los Inmortales ($230), El Cuartito ($240), Angelín ($250) y Las Cuartetas y El Palacio de la Pizza ($260).

El Cuartito es una pizzería donde siempre hay gente en la puerta esperando mesa. Repleta de banderines e imágenes futbolísticas, es un clásico porteño. Angelín es un histórico lugar de Villa Crespo y Las Cuartetas es una cita obligada a la salida del teatro.