Inundaciones: siete municipios bonaerenses siguen sin emergencia

Por Revista Veintitres

LECTORES@VEINTITRES.COM

¦

Se espera que la declaren recién después de las elecciones

Merino Soto
 

General Pinto, Pellegrini, Daireaux, Guamini, Bolívar, General Arenales y Lincoln, son los siete municipios de la provincia de Buenos Aires cuya declaración de emergencia agropecuaria se vencieron en las últimas semanas pese a estar todavía bajo el agua. Los productores no esperan su tratamiento para después de las elecciones y deberán encarar el pago de impuestos y créditos tanto a nivel local como nacional.

Buenos Aires espera que los distritos completen la información para otorgar la ayuda económica

A las localidades mencionadas, a la fecha no se publicaron en el Boletín Oficial tal como señalaron fuentes provinciales las zonas de: General Alvear, Rauch, General Guido, Ayacucho, Maipú, General La Madrid, Pila y Tapalqué. Lo que significa que en total 15 distritos tiene ahora un panorama complicado desde lo productivo y económico.

En ese punto, la bronca de los productores respecto de la falta "de respuesta" por parte de las autoridades del Ministerio de Economía no sólo se debe en la falta de llamado a reunión a la Comisión Provincial de Emergencia y Desastre Agropecuario (Cedaba), sino en no haber aceptado adelantar el encuentro previsto el 27 de septiembre último, el cual tampoco se hizo. "Esto no es más que un "incumplimiento de deberes de funcionario público", advirtió la coordinadora de la Comisión de Lechería de la Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa (Carbap), Andrea Passerini en diálogo con BAE Negocios, quien denunció que "no sólo hay localidades que ni siquiera fueron evaluadas sino que tampoco dieron respuesta de por qué se rechaza una declaración de emergencia".

Para la productora "cuando hay gente que está bajo el agua o apunto de que le embarguen una cuenta, y no se llama a una reunión de la Cedaba, se está faltando en un incumplimiento y eso lo dice la Constitución".

Se entiende así que algunas cosas cambiaron respecto de la gestión pasada. Anteriormente la emergencia se aprobaba por pedido de los intendentes, es decir por distrito lo que beneficiaba a todos los productores que se encontraban en esa zona, este o no inundada.

Ahora para acceder al beneficio, se toman los cuarteles que es como están conformadas los partidos de cada localidad. Dicen en el gobierno que esta forma, es para individualizar al productor y además para que la ayuda le llegue directamente a él.

Según pudo saber este diario, en varias sociedades rurales se están armando "listas" de aquellos productores que tengan que extender el pago de la deuda crediticia con el Banco Provincia, los cuales son evaluados "uno por uno" para ver si es cierto que tienen sus campos bajo el agua.

Este diario intento comunicarse con la cartera de Economía, pero al cierra de esta edición no tuvo respuesta a su llamado.

En definitiva, el gobierno bonaerense aplicó el bisturí para que, como dicen, no suceda lo de tiempo atrás, donde el beneficio era para todos sin que algunos lo merezcan. Hoy es casi personalizado.

Otro análisis puede ser que Economía busca que los que aún pueden paguen el inmobiliario rural y la tasa vial; para los productores esto será lo último que harán antes de intentar sacar a flote su producción.